Personajes de nuestra Historia: Aviador Ramón Franco

ramon-franco-codigo-nuevo-930x600

Hay historias sobre Huelva que se esconden tras del nombre de sus calles. Como el de una de las que baja desde el barrio Obrero hasta el Matadero: calle Aviador Ramón Franco (Ramón Franco Bahamonde). Es éste un personaje poco conocido por bastantes onubenses, y tal vez con poca difusión por el régimen contra el que se posicionó, y para cuyo líder supuso casi un incómodo grano en el trasero.

Hombre controvertido, arrojado, magnífico piloto, jugador, mujeriego y bebedor, ególatra y rebelde, Ramón Franco fue un personaje tan pintoresco como representativo de la convulsa España de su tiempo. Murió en 1938 y durante 40 años su figura cayó en el olvido, hasta que la desaparición de su todopoderoso hermano, el dictador Francisco Franco, hizo posible investigar su trayectoria.

En 1926 el hidroavión Plus Ultra unió Palos de la Frontera con Buenos Aires, batiendo el record mundial de un vuelo con escalas que emuló por aire la gesta de Cristóbal Colón en 1492. Ramón Franco encabezó la expedición, junto con el teniente Juan Manuel Durán, el mecánico Pablo Rada y el capitán Julio Ruiz de Alda.

Un acto de indisciplina condujo a que Ramón Franco fuera dado de baja de la Aviación Militar en 1929, tras lo cual se lanzó de lleno a la conspiración contra el dictador Primo de Rivera y contra la propia monarquía. Proponía linchar, quemar, dinamitar o despedazar a los enemigos de la revolución, e incluso tomar represalias sobre las familias de los guardias que dispararan contra el pueblo. Una actitud que lo hizo popular en ciertos sectores de la izquierda.

El Franco rebelde saca de quicio al Franco fascista. El Franco díscolo era masón, dicen, y republicano. Ilusionado con el naciente régimen, decide dar rienda suelta a su ambición política y comparte cartel con nacionalistas como Josep Tarradellas y Ventura Gasol. O Francesc Macià, que había proclamado la República Catalana.

En la cita con las urnas, Ramón acaba como diputado a Cortes Constituyentes por Esquerra Republicana de Cataluña. Esta soltura izquierdista encoleriza al Franco conspirador y golpista. Tanto que muchos achacan la muerte accidental del aeronauta a un sabotaje en el avión que ordenó el propio dictador.

Aunque la vasta biografía de Ramón Franco acumula otros muchos episodios. Como una suerte de promiscuidad que sumada a un puñado de sucesos vitales vuelcan la balanza ideológica: en la guerra civil, el Franco masón y republicano cambia de ‘bando’. Desde la aviación franquista, sus misiones de bombardeo sobre Cataluña matan a quienes años antes lo habían convertido en diputado con sus votos.

Conspirador contra la monarquía de Alfonso XIII y la dictadura de Primo de Rivera, Ramón Franco fraguó su carrera política en la clandestinidad. Profesó una línea progresista que lo empujó a la arena parlamentaria con la proclamación de la Segunda República. Y no sólo por ERC, pues también se presentó en Sevilla por el Partido Republicano Revolucionario, junto al Padre de la Patria Andaluza, Blas Infante. Participó incluso en el ‘Complot de Tablada’, un episodio revolucionario con epicentro en la capital andaluza, pero que quedó como una confusa intentona.

Pero, de sujeto rebelde, ¿cómo pasa al lado oscuro? Dos claves inclinan el discurso. Una, el asesinato de su amigo Julio Ruiz de Alda, también aviador, a manos de revolucionarios incontrolados. Dos, la elección de su hermano como Jefe del Estado sublevado en octubre del 36. Porque Ramón sabe del espíritu de Francisco. Una frase suya define el odio de su hermano contra la República y la democracia: “Paco por ambición sería capaz de asesinar a nuestra madre y por presunción mataría a nuestro padre”.

¿Mató Francisco Franco a su hermano Ramón?

El panorama nubla el juicio del Franco rebelde. Dice el Ejército del Aire en la biografía del militar: “Aparentemente sus tendencias izquierdistas se habían disipado, pues se presentó en Burgos a los Nacionales”. Francisco Franco asciende a su hermano a teniente coronel y jefe de la base aérea de Baleares. El general no consulta a nadie, avivando el rencor acumulado en las filas fascistas contra el republicano Ramón Franco. El aislamiento y los bombardeos contra objetivos civiles de Cataluña, dicen, sumen al aviador en una profunda depresión.

¿Y si el hermano del jefe golpista deserta y regresa a luchar por la República? El escándalo sería mayúsculo, a nivel internacional. No son pocos los expertos que señalan esta posibilidad como causa de la muerte en accidente aéreo el 28 de octubre de 1938. Como el aviador franquista Rodolfo Bay, que volaba en otro aparato al lado del avión precipitado al mar sin aparente causa justificada: “para mí está muy claro que fue un sabotaje; muy bien preparado pero un sabotaje, sin duda. Es difícil demostrarlo al cabo de los años, pero no me cabe duda de que el avión estaba preparado para que ocurriera lo que ocurrió”.

También el teniente coronel de Aviación José Ignacio Domínguez describe la enemistad “pública y notoria” en un artículo que titula La muerte de Ramón Franco auspiciada por su hermano Francisco. O Pilar Franco, hermana de ambos, en una añeja entrevista televisiva: “un sabotaje provocado por la masonería internacional”.

El avión pilotado por Ramón Franco iba cargado con mil kilos de bombas para ser soltadas sobre Valencia o barcelona, sobre el pueblo catalán que lo había hecho diputado. Cuando inició la misión, el avión perdió toda velocidad y cayó en picado. Murió toda la tripulación.

Marcos Gómez. Artículo completo sólo para socios.

Anuncio publicitario
Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s